3.3.2. Conectividad 1:N

Partimos del hecho de que las entidades que intervienen en la interrelación 1:N ya se han trasformado en relaciones con sus correspondientes atributos. En este caso sólo es necesario añadir en la relación correspondiente a la entidad del lado N, una clave foránea que referencie la otra relación.
Ejemplo de transformación de una interrelación binaria 1:N
                    
          

La interrelación de la figura anterior se transforma en:


DESPACHO(desp, ...) EMPLEADO(emp, ..., desp) donde {desp}referencia DESPACHO
Esta solución nos permite saber en qué despacho está asignado cada empleado, y también nos permite consultar, para cada despacho, qué empleados hay. Es decir, refleja correctamente el significado de la interrelación asignación.

Teniendo en cuenta que un empleado está asignado a un único despacho, el atributo desp tiene un valor único para cada valor de la clave primaria {emp}. Si hubiésemos puesto la clave foránea {emp} en la relación DESPACHO, la solución habría sido incorrecta, porque emp habría tomado varios valores, uno para cada uno de los distintos empleados que pueden estar asignados a un despacho.