3.4.1. Conectividad M:N:P

Cuando la conectividad de la interrelación es M:N:P, la relación que se obtiene de su transformación tiene como clave primaria todos los atributos que forman las claves primarias de las tres entidades interrelacionadas.

Ejemplo de transformación de una interrelación ternaria M:N:P

Analizaremos la transformación con un ejemplo:



La interrelación anterior se transforma en:

ESTUDIANTE(est, ...) ASIGNATURA(asig, ...) SEMESTRE(sem, ...) EVALUACIÓN-SEMESTRAL(est, asig, sem, nota) donde {est} referencia ESTUDIANTE, {asig} referencia ASIGNATURA y {sem} referencia SEMESTRE
Para identificar completamente la relación, la clave debe constar de la clave de estudiante, de la clave de asignatura y de la clave de semestre. Si nos faltase una de las tres, la clave de la relación podría tener valores repetidos. Consideremos, por ejemplo, que no tuviésemos la clave de semestre. Dado que semestre está conectada con “muchos” en la interrelación, puede haber estudiantes que han sido evaluados de una misma asignatura en más de un semestre. Entonces, para estos casos habría valores repetidos en la clave de la relación EVALUACION-SEMESTRAL.

Observad que, del mismo modo que es necesaria la clave de semestre, también lo son la de estudiante y la de asignatura.