3.4.3. Conectividad N:1:1

Cuando la conectividad de la interrelación es N:1:1, la relación que se consigue de su transformación tiene como clave primaria los atributos que forman la clave primaria de la entidad del lado N y los atributos que
forman la clave primaria de cualquiera de las dos entidades que están conectadas con 1.

Así pues, hay dos posibles claves para la relación que se obtiene. Son dos claves candidatas entre las cuales el diseñador deberá escoger la primaria.

Ejemplo de transformación de una interrelación ternaria N:1:1

Veamos un ejemplo de ello:
                       
                             

1) Una posible transformación es la siguiente:

HORA-SEMANAL(código-hora, ...)
AULA(código-aula, ...)
ASIGNATURA(asig, ...)
CLASE (código-hora, código-aula, asig, duración)
  donde {código-hora} referencia HORA-SEMANAL,
  {código-aula} referencia AULA
  y {asig} referencia ASIGNATURA


En este caso, la clave, a pesar de no incluir el atributo asig, identifica completamente la relación porque para una hora-semanal y un aula determinadas hay una única asignatura de la que se hace clase a esa hora y en esa aula.

2) La segunda transformación posible es esta otra:

HORA-SEMANAL(código-hora, ...)
AULA(código-aula, ...)
ASIGNATURA(asig, ...)
CLASE (código-hora, código-aula, asig, duración)
  donde {código-hora} referencia HORA-SEMANAL,
  {código-aula} referencia AULA
  y {asig} referencia ASIGNATURA


Ahora la clave incluye el atributo asig y, en cambio, no incluye el atributo código-aula. La relación también queda completamente identificada porque, para una asignatura y hora-semanal determinadas, de aquella asignatura se da clase en una sola aula a aquella hora.