Cuatro Factores en pro de la creación de la nube

La computación en la nube, a pesar de ser una fórmula aparentemente fácil, es una concepción que influye en diferentes campos de actividad de personas y organizaciones. Una influencia tan grande como la ejercida por Internet, solo que Internet debe su existencia y desarrollo primero a los usos militares, después a los científicos y pasó al ámbito comercial en la siguiente etapa.

La computación en la nube surgió como resultado de una serie de factores económicos y tecnológicos favorables. No obstante, no menos importantes resultaron ser las regulaciones de los países, y los cambios en la manera de trabajar y en estilos de vida basados en soluciones accesibles de las TIC. 

Economía de las nubes

 

De esta manera, todos los factores de creación de la Nube giran entorno a los siguientes espacios:

  • Espacio Político
  • Espacio Mercantil
  • Espacio Social
  • Espacio Tecnológico
     

Factores del entorno político que han favorecido la creación de la nube 

En el Espacio Político, la Nube, al igual que Internet, debe su desarrollo a los procesos de globalización y a la apertura de fronteras. La crisis financiera que recorta la financiación flexible del progreso de las organizaciones ejerció una presión en los gobiernos para que incrementaran la elasticidad y competitividad de la economía y creó una necesidad de reorganización de las unidades administrativas, tanto al nivel central como local. El Estado, siendo la mayor estructura de organización, también se vio obligado a emprender la búsqueda de nuevas y económicamente eficientes soluciones paralelas al incremento del rendimiento de las estructuras.

En los tiempos de la reconstrucción de las organizaciones comerciales con el fin de flexibilizarlas, de aumentar la velocidad de las operaciones y de mejorar la atención al cliente, las expectativas ciudadanas acerca de cambios en el servicio más eficiente y efectivo a individuos, grupos y comunidades, no deberían resultar para nada sorprendentes. Aparte de la mayor rentabilidad y la simplificación de los mecanismos administrativos, hubo un incremento de las expectativas de transparencia y de pronósticos reales referidos al desarrollo de los campos administrados por el estado, importantes para los ciudadanos, y por las unidades administrativas de autogobierno local. Esto, a su vez, tiene que ver con las expectativas de una participación mayor y más frecuente (no solo el día de las elecciones) en la toma de decisiones importantes para el país/la región (a nivel central y local).

El tema de la aplicación de las soluciones en la nube a la administración estatal y municipal es muy amplio. Algunos países, tales como EE.UU. o RU, se encuentran ya en un nivel avanzado de los trabajos sobre una nubosidad eficaz de las estructuras de administración.

 

No obstante, muchos gobiernos no son conscientes de esta necesidad o no tienen presentes los beneficios que traen consigo las soluciones en la nube. En la Unión Europea, el nivel de conciencia y de involucración de los estados miembro es bastante desigual. Esperemos que con el tiempo la política de la Unión fuerce la aplicación de las soluciones novotecnológicas en todas las administraciones, para evitar las grandes desproporciones, no solo dentro de la UE, sino también en el retraso tecnológico y, en consecuencia, civilizador, en referencia al proceso de creación de la nube en los EE.UU. o algunos países de Asia.

Para que Europa no se autocondene a convertirse en un museo mundial de turismo, no solo tiene que seguirle el paso al desarrollo y al uso práctico de las nuevas tecnologías, sino que también ha de participar activamente en su elaboración y avance.

 

Factores del entorno mercantil que han favorecido la creación de la nube

La búsqueda de reducción de costes constituye uno de los principales factores que favorecen la creación de la Nube en el Espacio Mercantil. Las necesidades del mercado son perceptibles mucho más y de manera más dolorosa para las organizaciones mercantiles que para las organizaciones públicas. Para muchas corporaciones, el cambio en el modo de funcionamiento, con el objetivo de incrementar la elasticidad, dinámica, rendimiento y rapidez de reacción frente a las necesidades del mercado y, en consecuencia, rendimiento, es una lucha por la supervivencia en el mundo de negocios. En el caso de la Nube, un lugar central, en el que todos estos cambios tienen su origen, será la sección de TI de las organizaciones. Es del modelo del trabajo de TI, del que dependerá el incremento de productividad de la infraestructura de TI de la organización, del capital y del trabajo. 

Dependiendo del ramo, las organizaciones, a diferente nivel, sienten la presión mercantil del cambio. Esta es más grande, cuanto más adictas sean las organizaciones a las nuevas tecnologías y a la innovación. Un factor a favor de la migración hacia la Nube constituye precisamente en la necesidad de basar la ventaja de competitividad en el uso innovador de las nuevas tecnologías en la organización. Otro factor igual de importante, es la orientación hacia la cooperación, hermanamiento e interacción. Éste es un cambio en el modo de actuar que tiene que ver con la interdependencia y colaboración de las organizaciones en el proceso de elaboración de productos, y en la logística de ventas.

 

El mundo de la organización se ha vuelto muy complejo y a la vez interdependiente. La concentración en la actividad básica de la empresa fuerza la externalización de los procesos empresariales de apoyo. Esto, a su vez, causa una creciente especialización de corporaciones que en primer lugar, produce un aumento de la interacción empresarial y más adelante, la retroalimentación en forma de presión en las estructuras modulares de las organizaciones, activas y dispuestas a una colaboración permanente.

 

Pasando a un nivel inferior de la estructura organizativa, seguimos teniendo las mismas necesidades, aunque basadas en otras fuentes. La reorganización de métodos de trabajo para obtener una elasticidad, movilidad, y cooperación mayores, la disminución de costes y el incremento de efectividad de trabajo, es el objetivo número uno para muchas compañías. En muchas firmas, son los costes de trabajo los que generan la mayor carga financiera de la organización. Así pues, la búsqueda de soluciones con el fin de reducir esta carga no debería resultar sorprendente.

 

Todo un conjunto de factores que favorecen a la creación de la Nube se encuentra en el nivel de contacto de las compañías con el mercado, al nivel de la competencia y de las relaciones con clientes. Empezando por el último de dichos elementos, basta fijarse en la cantidad de datos manejados por las compañías que se basan en la gran cantidad de productos y servicios de los mercados de consumo masivo. Cojamos como ejemplo los servicios financieros, bancarios, servicios de seguros, telecomunicaciones, logística (mensajería) y, sobre todo, los de empresas internáuticas tales como Google, Facebook o Amazon.

La cantidad de datos en circulación, datos sobre clientes y su conducta, sobre problemas identificados y necesidades previstas, todo conforma una enorme cantidad información que ha de ser accesible desde muchos sitios (estructura organizativa de empresa desfragmentada, trabajadores móviles..), justo a tiempo (atención al cliente, identificación del cliente, acceso al historial de su operaciones, pedidos, etc.) y, lo que constituye el mayor desafío, la conversión de información en conocimiento, sobre todo a partir de datos desestructurados. 

 

El último de los factores señalizados que favorecen la creación del Cloud Computing en el Espacio Mercantil es el sector de las PYME. Sí, este enorme mercado es un factor enorme que contribuye a la formación y desarrollo de la Nube. ¿Por qué? Porque las necesidades de progreso y expansión de las PYME están siendo realizadas a través de herramientas y servicios de Internet, y el Cloud acelera este proceso. Los responsables de las PYMEs no sólo pueden globalizar su actividad, sino que gracias a la Nube también pueden competir con organizaciones mucho más grandes.

Migrando a la Nube, las PYMEs tienen acceso a los mismos recursos que las corporaciones. De aquí la conclusión de que el acento principal de la ventaja competitiva, se desplaza hacia las maneras innovadoras de explotación de los recursos y tecnologías accesibles.

 

Factores del entorno social que han favorecido la creación de la nube 

No existe prácticamente una esfera de vida en el Espacio Social que no haya sido, de alguna manera, respaldada por las aplicaciones en la Nube. Empezando por escuchar música, mirar y compartir fotos, siguiendo por la administración de proyectos y tareas, administración de finanzas y acabando por la lectura de libros digitales. La mayoría de usuarios no se da cuenta de que ya está usando soluciones Cloud.

Bastaría con el ejemplo del correo electrónico y de los más populares servicios del mercado, como Gmail, correo Yahoo, Hotmail. Encontramos también  todo tipo de datos en los servidores de los centros de datos Cloud tales como música (YouTube, Tudou, Youku), fotografías y gráficos (Picassa, Flickr) y el mercado de mayor crecimiento, el de almacenamiento de datos (Dropbox, Google Drive, Skydrive).

 

Una cantidad mayor de dispositivos digitales en el mercado, una demanda más grande de movilidad, expectativas de aparatos más pequeños y con más capacidad de almacenamiento son motivos suficientes para justificar el avance de las soluciones en la Nube. Los fabricantes de los dispositivos digitales tienen un hueso duro de roer. No es por falta de posibilidades. El potencial tecnológico que tienen a su disposición bastará para muchos años de una carrera armamentística digital. La cosa es que resulta enormemente difícil intuir cuál será el siguiente hit, qué funcionalidad resultará más tentadora o qué dispositivos estarán de moda.

El clásico ejemplo de competencia en el mercado de los dispositivos digitales los teléfonos móviles, o mejor dicho sus sucesores, los teléfonos inteligentes. ¿Acaso alguien se acuerda del predominante rol de Nokia? ¿Quién se da cuenta de que los productos de Nokia tecnológicamente mejores perdieron la batalla contra mejor diseño, sencillez y el perfecto marketing del iPhone?

 

Estos ejemplos pueden multiplicarse. No existe ningún homo economicus, en vez de esto, hay más bien un homo motus o un hombre que se deja llevar por las tendencias, la moda y la economía de símbolos. En la esfera del ocio es donde se puede observar más cambios. En el trabajo y en las relaciones empresariales somos mucho más conservadores que en el ámbito privado. Los que cambian no son solo nuestros gustos, sino principalmente las formas de consumo de entretenimiento y de contenidos.

Gracias a los dispositivos móviles, la música nos acompaña a todas partes. No solo podemos tener acceso a cantidad ilimitada de estaciones de radio, sino también a toda la biblioteca musical que nos hemos almacenado. El sonido es el primer bastión que ha sido liberado del espacio físico de nuestra vivienda y, gracias a dispositivos como el magnetófono, el walkman, el discman y más tarde, los dispositivos de reproducción mp3, nos acompaña a todos los sitios. Un paso más adelante dieron los juegos, después el video y finalmente la imprenta digitalizada, es decir la prensa y el libro.

 

Nuestras costumbres cambiaron también gracias a las nuevas posibilidades de actividades en grupo, posibles incluso por Internet. Todo tipo de servicios sociales o profesionales y la opción de compartir con todos todo lo que se pueda compartir en el mundo digital: información, conocimiento, música, películas, fotografías, documentos, etc. fueron el impulso que más ¨desplegó¨ nuestra ¨sociabilidad¨. En ello jugaron un papel importante los servicios para el intercambio de datos peer-to-peer y, más adelante, la revolución de la Web 2.0 basada en la creación del contenido por parte de los usuarios y en todo tipo de actividad relacionada con la colaboración, cooperación y compartición.

 

La opción de la diversión en grupo ha sido enriquecida de manera intensiva por los juegos accesibles en Internet. Mientras que el hecho de compartir el contenido digital trae consigo un resultado en forma de contacto y de comentarios, en el caso de los juegos es una interacción mucho más intensiva y concisa. En general, el mercado de juegos es un tema ¨giga¨ que exige un análisis más profundo. Resumiendo este hilo de pensamiento, se puede constatar que las costumbres de las generaciones más jóvenes difieren diametralmente, no solo de las de la generación de sus padres, sino que también de las de sus amigos y amigas solo una década más mayores o jóvenes que ellos.

Hace poco leí un artículo acerca del tema del uso infantil de los dispositivos digitales y uno de los ejemplos descritos en él me pareció muy representativo. A un niño en la edad prelingüística que durante un cierto tiempo tenía en sus manos una tableta, le dieron para jugar una revista ilustrada. No obstante, se aburrió muy rápido de ella creyendo que los dibujos inmóviles, que eran accesibles en la tableta, no funcionaban en la revista... y que este ¨juguete¨ estaba roto...

 

En cuanto a los juguetes... pero volviendo al serio tema de los dispositivos digitales, la sincronización de datos tiene una importancia fundamental, si uno tiene en cuenta su cantidad y la desfragmentación de tareas. Si estamos al alcance de nuestra red doméstica y todos los dispositivos están cerca, la solución de la red resulta suficiente. No obstante, cuando la distancia entre los dispositivos aumenta, la solución en la Nube es imprescindible.

Estas son tan solo muestras del cambio de patrones de nuestro comportamiento y de nuestras costumbres que se refieren a nuestro estilo de vida. 

 

Por lo general, en el Espacio Social, podemos encontrar factores que contribuyen a la formación y desarrollo de la Nube en cuatro niveles:

Nivel de relación: ciudadano – Administración / instituciones

  • Necesidad de realizar los asuntos en oficinas e instituciones de manera más rápida y menos invasiva.
  • Acceso rápido a datos acerca de un ciudadano, compartidos por varias oficinas e instituciones de administración estatal y municipal. 
  • Posibilidad de realización de asuntos rutinarios y corrientes según la regla ¨one-stop-shop¨.
  • Ayuda informativa precisa, just-in-time.

Nivel de educación y formación:

  • Escuela en casa – por uno mismo o en una clase virtual.
  • Formación en cada lugar – por uno mismo o en un grupo virtual.
  • Fin de manuales impresos, fin de carpetas.
  • Colaboración, acceso a datos just-in-time entre estudiantes, entre estudiantes y profesores, profesores y padres.
  • Modelo de enseñanza y formación basado en un menor número de participantes / estudiantes y una adaptación más rápida a los requisitos del mercado en transformación.
  • Modelo de escuelas unidas en una red Cloud, con posibilidad de una colaboración global, de intercambio de experiencias y de participación de los estudiantes en clases virtuales diversas e internacionales.
  • Modelo basado en el trabajo en grupo, con énfasis en la capacidad de colaboración, de manejo del grupo y de proyectos .
  • Modelo basado en el multiculturalismo y una infraestructura global de TI de una escuela.

Nivel de relación: usuario – usuario/usuarios

  • Contacto virtual con los parientes, conocidos, amigos.
  • Comunicación gratuita de voz, de texto, video.
  • Posibilidad de compartir todo lo que se pueda digitalizar.
  • Diversión compartida.
  • Colaboración.
  • Visualización de trabajo y diversión.

Nivel de preferencias personales

  • Más sitio para almacenar y compartir datos.
  • Dispositivos móviles a precio más bajo, más pequeños y más ligeros, con una mayor capacidad de almacenamiento y una memoria más grande.
  • Sincronización de datos.
  • Acceso a datos más rápido.
  • Datos al alcance de la mano – todo y en todos los sitios.
  • Más productos y servicios digitales, gratuitos en su mayoría.

 

He definido brevemente los factores en pro de la formación y desarrollo de la Nube en el Espacio Político, Mercantil y Social. En otro artículo analizaremos en profundidad los factores en el Espacio Tecnológico, que merecen mención aparte.

 

Imagen de George Thomas

 

Up
0