Contratar internet en casa y acertar en la elección de tu tarifa

Actualmente tener internet es fundamental, lo usamos constantemente desde todos los dispositivos como ordenadores, tablets, móviles y Smart TVs. Está presente en cada hogar y en todos, o casi todos, los teléfonos móviles. 

Nos interesa más tener conexión en casa porque ofrece una tarifa cerrada y podemos conectar todos nuestros dispositivos al mismo tiempo. También nos permite realizar acciones que serían imposibles desde el Smartphone como bajar archivos de gran peso, reproducir series y películas o jugar a juegos online. Por ello, es importante acertar a la hora de contratar internet en nuestra casa. No sólo debemos centrarnos en contratar internet barato si no en escoger la tarifa que cubra todas nuestras necesidades y a ser posible al precio más económico.

Para ello, será necesario que conozcamos los factores que influyen en la elección del contrato de internet en casa.

  1. Tipo de red que necesitamos en base al uso que le vamos a dar: Las ofertas de internet para casa son múltiples, adaptándose a todas las necesidades y presupuestos. La tecnología también varía, hay infraestructuras 4G, ADSL, fibra óptica y fibra óptica simétrica. La elección de una u otra dependerá de qué tipo de internet cubre mejor nuestras necesidades de conexión. Por ejemplo, la fibra óptica ofrece una conexión más potente que el ADSL pero, como es lógico, hay que pagar más por ella. Se pueden contratar hasta 600 MB simétricos dependiendo de cada operadora y si se contrata dentro de una oferta convergente junto otros servicios de telecomunicaciones como tarfia móvil y televisión de pago nos resultará más económico.
  2. Cobertura de red: No todos los hogares pueden permitirse contratar cualquier tipo de red. Aunque la infraestructura de fibra óptica ha llegado a muchas casas de España, todavía hay hogares, especialmente los rurales, que se ven sujetos a contratar ADSL para casa por falta de cobertura. El ADSL es una alternativa a la fibra óptica más barata pero su velocidad de conexión no es demasiado elevada. Será útil para nosotros si sólo necesitamos internet para consultar el correo o buscar información y usar nuestras redes sociales. La conexión de ADSL llega hasta 30 Mb de bajada y 3 Mb de subida lo que complica hacer cosas que necesitan una velocidad potente. La mayoría de las compañías de telecomunicaciones estipulan permanencia al contratar ADSL para casa pero también ofrecen la posibilidad de contratar una tarifa sin permanencia durante un periodo de tiempo corto.

Otra opción para contratar Internet en casa es el 4G. Es la tecnología más moderna e ideal si te mudas frecuentemente ya que no requiere instalación. Se trata de un router wifi que se enchufa a una toma de corriente y capta la señal 4G de las antenas de telefonía móvil. En muchos casos es mejor que ADSL porque ofrece una conexión más potente, llegando a picos de hasta 150 MB. El router se puede cambiar de sitio según interese. El mayor problema de este tipo de conexión es que se contrata Internet limitado de descarga por lo que no será lo más conveniente si se usa mucho.

 

Contratar Internet en casa no es una tarea fácil. Requiere buscar y comparar muchas ofertas para tomar la mejor decisión que corresponda al uso y al precio que queramos pagar. Además, como se ha comentado antes, el tipo de infraestructura también influirá mucho en nuestra elección de operadora. En Internet podemos encontrar muchas páginas que permiten comprobar la velocidad de nuestro ADSL o fibra óptica en casa y al mismo tiempo nos permiten comparar las tarifas de las principales operadoras del mercado de forma fácil y rápida.

Up
0