Cómo medir la calidad de un hosting

A la hora de buscar el mejor hosting y comparar su calidad, incluso los expertos en tecnología sufrimos un exceso de oferta. En realidad muy pocos webmasters necesitan cientos de GB de espacio disponibles, y para realizar una comparativa que fuera justa con las necesidades de un proyecto tuve la idea hace tiempo de realizar una comparativa de hosting que reflejara la calidad de los servidores contratados. No es una tarea sencilla y por ese motivo he decidido trasladar la comparativa a un portal algo más especializado en cuestiones técnicas y análisis. Aquí publicaremos toda la información y los detalles más técnicos, mientras que en Técnica SEO publicaremos solamente resultados y resúmenes.

El mejor Hosting de calidad

Imagen de Ana Ramírez

Para empezar la comparativa el mejor artículo debe describir los KPI para que sepámos como medir la calidad de un hosting, pues los datos que ofrecen los proveedores están enfocados a captar usuarios no expertos que se dejarán llevar por grades cifras que no serán de provecho llegado el momento de exprimirlas. Empecemos por el principio:

Como medir la calidad de un hosting

Un servicio de hosting será de calidad siempre y cuando esté siempre activo, y sirva las peticiones al servidor con rapidez; además de esto necesitamos que sea capaz de alojar nuestra web con recursos suficientes. Las características las podríamos dividir en dos grandes grupos: Los que marcan la calidad del servicio de hosting, y los que definen su capacidad.

Los datos principales que publican las empresas de alojamiento web suelen referirse a su capacidad (pero no a la calidad):

  • Gigabytes de espacio disponible en el disco duro
  • Gigabytes (GB) de transferencia mensual
  • Cantidad de bases de datos disponibles
  • Número de cuentas de FTP
  • Número de cuentas de email que podemos crear

Estos datos nos dirán si nuestro proyecto puede caber en dicho servidor, pero aunque sea capaz de entrar por capacidad, ¿el servidor será capaz de moverlo y que no nos tarde media hora en cargar la página? Eso hasta ahora solo puede probarse o preguntar a un conocido que tal son los servidores que utiliza. Peri si sabemos qué hay que preguntar a nuestro proveedor de hosting, sabremos con qué podemos contar. Algunos de los datos que realmente nos dirán la potencia de los servidores son estos:

  • Potencia de los procesadores
  • GB de memoria RAM asignada a nuestra cuenta
  • Ancho de banda

Una vez que tenemos sobre la mesa los KPI que nos permitiran medir el servicio, deberíamos poder analizarlos mejor para determinar si serán suficientes para llegar a nuestros objetivos. El el próximo artículo veremos cuáles son esos objetivos y como medirlos, pero en este artículo nos centraremos un poco más en analizar los puntos que hemos marcado como referencia inicial y cómo afectarán al rendimiento de nuestro hosting.

 

Espacio de almacenamento disponible en el hosting

Es evidente que cuánto más espacio disponible tengamos en nuestro hosting, mejor. Tener espacio de sobra nos permitirá estar un poco más tranquilos a la hora de albergar caché, datos de sesiones, crear más cuentas de correo, bases de datos, crear y descargar backups, y otras tareas. Sin embargo un blog medio, tras casi un año de publicaciones, es raro que ocupe más de 200MB; he conocido casos de fotógrafos que tras dos años de publicaciones casi no llegaban a los 2GB, y su base de datos ocupaba menos de 20MB.

El espacio de almacenamiento no influirá en el rendimiento de un hosting compartido, y es habitual que se ofrezca almacenamiento ilimitado para impresionar al cliente. Pero hay que tener cuidado con este dato y no dejarse llevar por unas prestaciones si en realidad no vamos a necesitarlas.

Gigabytes (GB) de transferencia mensual y Ancho de Banda

Ojo. No confundamos transferencia con ancho de banda. La transferencia mensual es el máximo de datos que nos permitirán cargar o descargar del hosting antes de cortarnos el acceso, o reducirnos drásticamente el ancho de banda. Mientras que el Ancho de banda es la velocidad a la que nuestros visitantes podrán descargar la web o los archivos.

Teniendo en cuenta la velocidad ofrecida por la mayoría de proveedores de internet en casi todos los pueblos de España, un ancho de banda de 10Mbps sería totalmente ridículo y uno de 100 Mbps sería justito pero correcto. Siempre teniendo en cuenta nuestras intenciones, pues no es lo mismo servir páginas web de 1MB o algunas fotografías, que poner a nuestros usuarios a descargar grandes archivos. Para entenderlo mejor pongamos el caso de querer servir desde nuestra web un libro en pdf de 100MBytes, una adsl media podría descargar el libro en unos 10-15 segundos. Durante ese tiempo, el resto de visitantes a la web estarían prácticamente bloquedados. La parte mala es que casi ningún hosting muestra este dato de forma pública y abierta, llegando algunos a configurar servidores con anchos de banda de 10MB, algo totalmente insuficiente para servir la web a más de un usuario simultáneamente.

La transferencia mensual es otro de los datos críticos, pero esta vez los proveedores de hosting sí suelen decir cuál es la transferencia mensual que contratamos, aunque normalmente camuflado en el contrato o una nota al pié de página. Un proveedor de hosting nos puede ofrecer trasnferencia ilimitada, pero en la letra pequeña del contrato decirte que tras 10 ó 20 GB de descarga, la velocidad de descarga máxima se verá reducida a unos 2 MB (por ejemplo). La situación ideal es que la trasferencia sea "no medida", es decir, que nuestro proveedor no controla cuántos GB carga o descarga nuestra cuenta, y que nunca aplicará una restricción por muchos datos que estemos sirviendo a nuestras visitas.

La transferencia no medida es lo ideal para aprovechar todo el ancho de banda de nuestro servidor, aunque es mejor contratar algo limitado según nuestras necesidades, que contratar una "transferencia ilimitada" con una letra pequeña engañosa en el contrato y vernos limitados a posteriori. En realidad para una web de pocas visitas diarias (menos de 500 visitas diarias) que no sirva directamente videos ni gran cantidad de contenido, una transferencia mensual de 5GB o 10GB podría ser más que suficiente.

 

Cantidad de bases de datos disponibles

Este dato en realidad es un intento por parte de los proveedores de hosting para que contrates el pack superior. Una base de datos vacia ocupa menos de 50kb en el servidor; pero necesitam imponer limitaciones para ganar más dinero

Número de cuentas de FTP y cuentas de correo

Otra vez, son datos de los que raramente necesitaremos "ilimitadas cuentas de correo" o FTP. Lo preocupante será que el servidor estará ocupado en procesar correos electrónicos y se llenará más rápidamente el espacio libre en disco si usamos intensamente el email, pero el hecho de tener 1 o 20 cuentas de acceso a archivos o correos no está relacionado en absoluto con la calidad del servicio.

Potencia de los procesadores

Este sí es un dato importante. En la gran mayoría de hosting podemos encontrar anuncios como "procesadores de última generación" o "32 cores". En realidad, de toda esa potencia, ¿cuánta capacidad y segundos de proceso le corresponden a mi web? ¿De que manera gestiona el hosting los procesos que requieren mucha CPU? De nada nos sirve tener una web en los ordenadores de la NASA si en el mismo servidor hay 5.000 webs distintas que necesitan ocupar recursos. Solamente cuando los recursos son dedicados es cuando tenemos la garantía de que sirven para nuestro propósito. No obstante las empresas de hosting suelen albergar en los servidores compartidos una cantidad enorme de páginas web, es decir, estamos en una autopista de 10 carriles colapsada de bicicletas y no podemos sacar partido de nuestro ferrari, esa flamante web nueva que acabamos de terminar.

GB de memoria RAM asignada a nuestra cuenta

Siguiendo con el ejemplo del Ferrari, que no funciona sin gasolina, nuestra web no será rápida si el servidor no dispone de la suficiente memoria RAM. Para servir un blog en Wordpress a pocos visitantes simultáneos, son necesarios unos 100MB de RAM. Algunos proveedores, como 1and1 tienen poca RAM asignada por usuario (65MB en su cuenta básica), lo que provoca lentitud de carga a pesar de un ancho de banda y transferencia mensual suficientes, y si entran dos o más usuarios simultáneamente el servidor empieza a tener problemas.

Una vez más, este dato crítico se lo guardan, sin darle mucha importancia antes de la contratación; aunque si tenemos un proyecto exigente será vital para su buen funcionamiento. Por ejemplo webs hechas con Joomla o Drupal van a requerir muchos más recursos del servidor que blogs con Wordpress, y si hablamos de foros con gran cantidad de usuarios conectados simultáneamente pronto tendremos que familiarizarnos con estos datos y empezar a optimizar nuestro portal.

 

Midiendo servidores

Medir conexión a un hosting de calidad

Imagen de Toujours Passages

Al final del recorrido, ni la potencia del CPU ni la RAM son lo que nos importa: Lo que necesitamos es que nuestro servidor nos dé un servicio, valga la redundancia. ¿Qué es un buen servicio?

  1. Capacidad de almacenamiento suficiente para nuestros datos y backup
  2. Velocidad de descarga
  3. Transferencia de datos ajustada a nuestras necesidades
  4. Potencia de proceso necesaria para garantizar una rápida velocidad de carga de la web a suficientes visitantes simultáneos

¿Cómo mediremos un servidor?

Las herramientas necesarias las presentaremos en el siguiente artículo. Se preparará una web estándar, con un contenido de muestra, que cargaremos en todos los hosing que vayamos a comparar y utilizando dichas herramientas de medición se creará una tabla comparativa que mostrará el rendimiento de los servidores ante la carga de trabajo en similares circunstancias, al más puro estilo CPUbenchmark.net para que el usuario final pueda comparar loa datos que realmente interesan.

 

Arriba
0