2.3. Los años noventa: distribucion, C/S y 4GL

2.3. Los años noventa: distribucion, C/S y 4GL Dataprix 30 Noviembre, 2009 - 10:55

Al acabar la década de los ochenta, los SGBD relacionales ya se utilizaban prácticamente en todas las empresas. A pesar de todo, hasta la mitad de los noventa, cuando se ha necesitado un rendimiento elevado se han seguido utilizando los SGBD prerrelacionales.

A finales de los ochenta y principios de los noventa, las empresas se han encontrado con el hecho de que sus departamentos han ido comprando ordenadores departamentales y personales, y han ido haciendo aplicaciones con BD. El resultado ha sido que en el seno de la empresa hay numerosas BD y varios SGBD de diferentes tipos o proveedores. Este fenómeno de multiplicación de las BD y de los SGBD se ha visto incrementado por la fiebre de las fusiones de empresas.


La necesidad de tener una visión global de la empresa y de interrelacionar
diferentes aplicaciones que utilizan BD diferentes, junto con la facilidad
que dan las redes para la intercomunicación entre ordenadores,
ha conducido a los SGBD actuales, que permiten que un programa pueda
trabajar con diferentes BD como si se tratase de una sola. Es lo que
se conoce como base de datos distribuida.

Esta distribución ideal se consigue cuando las diferentes BD son soportadas por una misma marca de SGBD, es decir, cuando hay homogeneidad. Sin embargo, esto no es tan sencillo si los SGBD son heterogéneos. En la actualidad, gracias principalmente a la estandarización del lenguaje SQL, los SGBD de marcas diferentes pueden darse servicio unos a otros y colaborar para dar servicio a un programa de aplicación. No obstante, en general, en los casos de heterogeneidad no se llega a poder dar en el programa que los utiliza la apariencia de que se trata de una única BD.

Figura 1

Además de esta distribución “impuesta”, al querer tratar de forma integrada distintas BD preexistentes, también se puede hacer una distribución “deseada”, diseñando una BD distribuida físicamente, y con ciertas partes replicadas en diferentes sistemas. Las razones básicas por las que interesa esta distribución son las siguientes:

1) Disponibilidad. La disponibilidad de un sistema con una BD distribuida puede ser más alta, porque si queda fuera de servicio uno de los sistemas, los demás seguirán funcionando. Si los datos residentes en el sistema no disponible están replicados en otro sistema, continuarán estando disponibles. En caso contrario, sólo estarán disponibles los datos de los demás sistemas.

2) Coste. Una BD distribuida puede reducir el coste. En el caso de un sistema centralizado, todos los equipos usuarios, que pueden estar distribuidos por distintas y lejanas áreas geográficas, están conectados al sistema central por medio de líneas de comunicación. El coste total de las comunicaciones se puede reducir haciendo que un usuario tenga más cerca los datos que utiliza con mayor frecuencia; por ejemplo, en un ordenador de su propia oficina o, incluso, en su ordenador personal.


La tecnología que se utiliza habitualmente para distribuir datos es la que se conoce como entorno (o arquitectura) cliente/servidor (C/S). Todos los SGBD relacionales del mercado han sido adaptados a este entorno.


La idea del C/S es sencilla. Dos procesos diferentes, que se ejecutan en un mismo sistema o en sistemas separados, actúan de forma que uno tiene el papel de cliente o peticionario de un servicio, y el otro el de servidor o proveedor del servicio.

Otros servicios
Notad que el servicio que da
un servidor de un sistema
C/S no tiene por qué estar
relacionado con las BD; puede
ser un servicio de impresión,
de envío de un fax, etc.,
pero aquí nos interesan los
servidores que son SGBD.

Por ejemplo, un programa de aplicación que un usuario ejecuta en su PC (que está conectado a una red) pide ciertos datos de una BD que reside en un equipo UNIX donde, a su vez, se ejecuta el SGBD relacional que la gestiona. El programa de aplicación es el cliente y el SGBD es el servidor.

Un proceso cliente puede pedir servicios a varios servidores. Un servidor puede recibir peticiones de muchos clientes. En general, un proceso A que hace de cliente, pidiendo un servicio a otro proceso B puede hacer también de servidor de un servicio que le pida otro proceso C (o incluso el B, que en esta petición sería el cliente). Incluso el cliente y el servidor pueden residir en un mismo sistema.

Figura 2

 

La facilidad para disponer de distribución de datos no es la única razón, ni siquiera la básica, del gran éxito de los entornos C/S en los años noventa. Tal vez el motivo fundamental ha sido la flexibilidad para construir y hacer crecer la configuración informática global de la empresa, así como de hacer modificaciones en ella, mediante hardware y software muy estándar y barato.

C/S, SQL y 4GL...
...son siglas de moda desde el
principio de los años noventa
en el mundo de los sistemas
de información.

El éxito de las BD, incluso en sistemas personales, ha llevado a la aparición de los Fourth Generation Languages (4GL), lenguajes muy fáciles y potentes, especializados en el desarrollo de aplicaciones fundamentadas en BD. Proporcionan muchas facilidades en el momento de definir, generalmente de forma visual, diálogos para introducir, modificar y consultar datos en entornos C/S.