Las tendencias de Business Intelligence en 2019

Desde la década pasada, Business Intelligence (BI) ha ido creciendo e innovándose a pasos agigantados. La información se masificó, y gracias a la facilidad del acceso a la nube se ha podido ir eliminando las tediosas hojas de cálculo para abrirle camino a la presentación de datos intuitivos en paneles de negocios interactivos que presenten toda la información de manera ordenada, rápida, eficaz y eficiente.

El papel de BI tuvo un gran protagonismo en 2018, y aún es más notable durante este años, a través de tendencias emergentes a las que hay que prestar una especial atención. Las empresas ya no se cuestionan tanto si necesitan un mayor acceso a los análisis de inteligencia empresarial, sino cuál es la mejor solución de BI que se adapte a sus necesidades. Por ello, es necesario examinar de forma periódica las nuevas opciones que nos ofrece el mercado.

Estas con las tendencias más importantes de Business Intelligence que marcarán 2019:

  1. Gestión de calidad de datos (Data Quality Management (DQM))

Se trata de la tendencia más importante para el 2019, y es el foco principal para el futuro de BI, ya que no solo es esencial recopilar la mayor cantidad de información posible, sino que la calidad y el contexto en el que se utilizan o cómo se presentan y se interpretan los datos son elementos que sirven como base para la toma de decisiones en cualquier organización.

El proceso básico consiste en adquirir los datos, implementar el proceso de integración, distribuirlos de manera efectiva y administrar los que se consideren claves para la empresa. Las tendencias de 2019 incluyen sistemas y mejoras para que el proceso de integración de datos sea más completo, incluyendo correcciones en informes de baja calidad, eliminación de disparidad de la fuentes de información y mejora en la clasificación de los tipos de datos.

  1. Descubrimiento de datos

Dado que los humanos procesan mejor los datos visuales, la tendencia de descubrimiento de datos lograrán un incremento como una de las tendencias de BI más importantes para este 2019, ya que se ha demostrado que las herramientas diseñadas para este fin dependen de un proceso meramente computacional, y los resultados interpretados son los que generarán valor comercial para el negocio.

Esta tecnología requiere comprender la relación entre los datos en forma de: preparación de información, análisis visual y guiado. El realizar estas acciones, se está convirtiendo en un recurso de inmenso valor para producir información relevante y crear un proceso de toma de decisiones sostenible.

  1. Inteligencia Artificial (IA)

Es una tendencia que hace dar el siguiente paso en el software de análisis, al combinarlo con acciones autónomas para la recopilación de información y sugerencias para la toma de decisiones. La inteligencia artificial y las máquinas de aprendizaje prometen ser el futuro en la interacción del responsable del negocio con los datos que esta produce.

Con IA se pasa de las estadísticas y reportes pasivos de cosas que ya han pasado a analíticas proactivas con tableros interactivos que ayudan a los administradores a ver qué es lo que está pasando en cada momento, y les alerta cuando algo no está funcionando correctamente. Es una tendencia creciente gracias a la demanda de herramienta de análisis de datos en tiempo real por la llegada del Internet de las cosas (IoT).

  1. Herramientas de análisis predictivas y prescriptivas

Nacieron para quedarse, y su objetivo es responder preguntas cómo: ¿qué sucederá?, ¿cómo hacer que suceda?, ¿qué hay que hacer?, ¿cuándo hay que hacerlo?...

El análisis predictivo se encarga de pronosticar las probabilidades futuras a través de la extracción de datos existentes. Esta herramientas incluyen datos futuros estimados, por lo que siempre incluyen un margen de error, uno de confiabilidad y escenarios alternativos con evaluación de riesgos, para así dar un amplio panorama del negocio, los clientes, las amenazas y oportunidades comerciales.

Por otro lado, tenemos la analítica prescriptiva, que estudia los datos para indicar qué decisiones deben tomarse y cuáles son los pasos a seguir para lograr un objetivo trazado. Sus técnicas incluyen análisis gráfico, simulación, motores de recomendación, heurística y aprendizaje automático. Es esencial para la toma de decisiones, ya que mejora los resultados futuros y optimiza los niveles de producción de cualquier negocio.

  1. Nubes conectadas

Aunque no es algo nuevo, seguirá proliferando como tendencia, gracias a la migración masiva que le ha tocado hacer a las empresas, debido a las herramientas de Cloud Computing que han surgido en el mercado en los últimos años.

  1. Inteligencia de negocios colaborativa

Se trata de una combinación de herramientas que incluyen las redes sociales y otras tecnologías 2.0 con herramientas de BI en línea. Es ideal para abordar los nuevos desafíos que ofrecen los negocios de rápido crecimiento, donde se realizan más análisis y se editan más informes.

Estas herramientas de Business Intelligence facilitan el intercambio al generar informes automatizados, que pueden programarse en momentos específicos y para personas específicas. Por ejemplo, permite configurar alertas de inteligencia empresarial, compartir cuadros de mando públicos o integrados con un nivel flexible de interactividad. Todas estas posibilidades son accesibles en todos los dispositivos, lo que mejora los procesos de toma de decisiones y resolución de problemas.

La información de colaboración, la mejora de la información y la toma de decisiones en colaboración son el enfoque clave de las nuevas herramientas de BI.

Arriba
1