¿Es compatible tu sistema ERP con un software contable?

En la actualidad el sistema ERP de cada negocio debe adaptarse a las necesidades cambiantes de los negocios a medida que crecen; las herramientas especiales para la gestión contable y financiera permiten calcular los impuestos, administrar flujo de efectivo y activos fijos, hacer transacciones multidivisas, darle seguimiento a presupuestos y establecer comparativas entre las cifras reales y las planificadas,  para tener un panorama preciso del estado en que se encuentra el negocio.

Además, se pueden generar informes y consultar la información en tableros de instrumentos desde cualquier dispositivo con conexión a internet para agilizar las operaciones financieras y procesar transacciones rápidamente.

Por ejemplo, el sistema SAP puede integrarse con el ERP en la nube o el de la empresa, así como con los programas de contabilidad para cumplir el tiempo y forma con las obligaciones fiscales. Todas las transacciones ingresadas al sistema generan entradas en una bitácora que se actualiza en tiempo real, lo que permite un mejor manejo de inventario. El sistema también cuenta con opciones para la administración de flujo de caja, rastreo de activos, control de presupuestos e informes que facilitan las tareas de pago, cobros de efectivo y recordatorios de clientes.

Todas las herramientas son de suma utilidad, con la automatización de las actividades comercial y al facilitar el acceso rápido a la información financiera en tiempo real, se reduce el tiempo invertido en el cierre de libros al finalizar cada período, puesto que el sistema se encarga del cálculo de impuestos a las ventas, al valor agregado y retención. Por todo esto, es una excelente solución financiera para cualquier empresa que facilita la toma de decisiones y aumenta la rentabilidad.