2.1.4. Ejemplo: base de datos de casas de colonias

En este punto, y antes de continuar explicando construcciones más complejas del modelo ER, puede resultar muy ilustrativo ver la aplicación práctica de las construcciones que hemos estudiado hasta ahora. Por este motivo, analizaremos un caso práctico de diseño con el modelo ER que corresponde a una base de datos destinada a la gestión de las inscripciones en un conjunto de casas de colonias. El modelo ER de esta base de datos será bastante sencillo e incluirá sólo entidades, atributos e interrelaciones binarias (no incluirá interrelaciones n-arias ni otros tipos de estructuras).

La descripción siguiente explica con detalle los requisitos de los usuarios que hay que tener en cuenta al hacer el diseño conceptual de la futura base de datos:

a)  Cada casa de colonias tiene un nombre que la identifica. Se desea saber de cada una, aparte del nombre, la capacidad (el número de niños que se pueden alojar en cada una como máximo), la comarca donde está situada y las ofertas de actividades que proporciona. Una casa puede ofrecer actividades como por ejemplo natación, esquí, remo, pintura, fotografía, música, etc.

b)  Es necesario tener en cuenta que en una casa de colonias se pueden practicar varias actividades (de hecho, cada casa debe ofrecer como mínimo una), y también puede ocurrir que una misma actividad se pueda llevar a cabo en varias casas. Sin embargo, toda actividad que se registre en la base de datos debe ser ofertada como mínimo en una de las casas.

Es posible, ...
... por ejemplo, que una actividad como por ejemplo el esquí tenga una calificación de 10 en la oferta de la casa Grévol, y que la misma actividad tenga una calificación de 8 en la casa Ardilla.

c)  Interesa tener una evaluación de las ofertas de actividades que proporcionan las casas. Se asigna una calificación numérica que indica el nivel de calidad que tiene cada una de las actividades ofertadas.
d)  Las casas de colonias alojan niños que se han inscrito para pasar en ellas unas pequeñas vacaciones. Se quiere tener constancia de los niños que se alojan en cada una de las casas en el momento actual. Se debe suponer que hay casas que están vacías (en las que no se aloja ningún niño) durante algunas temporadas.

e)  De los niños que se alojan actualmente en alguna de las casas, interesa conocer un código que se les asigna para identificarlos, su nombre, su apellido, el número de teléfono de sus padres y su comarca de residencia.

f)   De las comarcas donde hay casas o bien donde residen niños, se quiere tener registrados la superficie y el número de habitantes. Se debe considerar que puede haber comarcas donde no reside ninguno de los niños que se alojan en un momento determinado en las casas de colonias, y comarcas que no disponen de ninguna casa.

La figura siguiente muestra un diagrama ER que satisface los requisitos anteriores. Los atributos de las entidades no figuran en el diagrama y se listan aparte.
niño_colonias

Los atributos de las entidades que figuran en el diagrama son los siguientes (las claves primarias están subrayadas):


A continuación comentamos los aspectos más relevantes de este modelo ER:


1)  Una de las dificultades que en ocasiones se presenta durante la modeliza ción conceptual es decidir si una información determinada debe ser una entidad o un atributo. En nuestro ejemplo, puede resultar difícil decidir si comarca se debe modelizar como una entidad o como un atributo.

A primera vista, podría parecer que comarca debe ser un atributo de la entidad casa-colonias para indicar dónde está situada una casa de colonias, y también un atributo de la entidad niño para indicar la residencia del niño. Sin embargo, esta solución no sería adecuada, porque se quieren tener informaciones adicionales asociadas a la comarca: la superficie y el número de habitantes. Es preciso que comarca sea una entidad para poder reflejar estas informaciones adicionales como atributos de la entidad.

La entidad comarca tendrá que estar, evidentemente, interrelacionada con las entidades niño y casa-colonias. Observad que de este modo, además, se hace patente que las comarcas de residencia de los niños y las comarcas de situación de las casas son informaciones de un mismo tipo.

2)  Otra decisión que hay que tomar es si el concepto actividad se debe modelizar como una entidad o como un atributo. Actividad no tiene informaciones adicionales asociadas; no tiene, por lo tanto, más atributos que los que forman la clave. Aun así, es necesario que actividad sea una entidad para que, mediante la interrelación oferta, se pueda indicar que una casa de colonias ofrece actividades.

Observad que las actividades ofertadas no se pueden expresar como un atributo de casa-colonias, porque una casa puede ofrecer muchas actividades y, en este caso, el atributo no podría tomar un valor único.

3)  Otra elección difícil, que con frecuencia se presenta al diseñar un modelo ER, consiste en modelizar una información determinada como una entidad o como una interrelación. Por ejemplo, podríamos haber establecido que oferta, en lugar de ser una interrelación, fuese una entidad; lo habríamos hecho así:


La entidad oferta representada en la figura anterior tiene los atributos que presentamos a continuación:


Esta solución no acaba de reflejar adecuadamente la realidad. Si analizamos la clave de oferta, podemos ver que se identifica con nombre-casa, que es la clave de la entidad casa-colonias, y con nombre-actividad, que es la clave de la entidad actividad. Esto nos debe hacer sospechar que oferta, de hecho, corresponde a una asociación o interrelación entre casas y actividades. En consecuencia, reflejaremos la realidad con más exactitud si modelizamos oferta como una interrelación entre estas entidades.

4)  Finalmente, un aspecto que hay que cuidar durante el diseño conceptual es el de evitar las redundancias. Por ejemplo, si hubiésemos interrelacionado comarca con actividad para saber qué actividades se realizan  en las casas de cada una de las comarcas, habríamos tenido información redundante. La interrelación oferta junto con la interrelación situación ya permiten saber, de forma indirecta, qué actividades se hacen en las comarcas.