Estrategias de marketing para fabricantes

Dos ideas clave para guiar una buena estrategia de marketing para fabricantes:

  • Dejar de centrarse en vender y empezar a ayudar a los compradores

  • Concentrar los esfuerzos en ayudar a los compradores adecuados a encontrar la solución con su producto

La primera idea significa que debe hacer un replanteamiento del marketing con su plan de marketing, las ventas, el servicio e, incluso, el papel de todos los que forman parte de su empresa, para adaptarlos a ayudar a los compradores. 

El segundo punto hace referencia a su enfoque del mercado, su estrategia y cómo la ejecuta.

Concentre sus esfuerzos y ayude a los compradores adecuados a fijarse en su producto

Ser Invisible es irrelevante en el mundo de la información, donde el comprador está habilitado para encontrar lo que necesite. El primer problema que las empresas deben abordar es que puedan ser encontrados. En un mundo donde el 95% de las compras industriales y de fabricación comienzan con una búsqueda en Internet, su contenido debe ser relevante para la investigación en línea que realiza su audiencia al comienzo de su proceso de compra. Debe dominar los criterios de búsqueda -a través del SEO-, y la optimización de motores de búsqueda. Dos características que requieren centrar los esfuerzos en crear contenido relevante e interesante desde el punto de vista de su comprador ideal y hacerlo regularmente y con un compromiso a largo plazo.

El primer paso para que los compradores lo encuentren es entender a ese comprador de forma más detallada de la que probablemente hace hoy. La mayoría de las personas técnicas relacionadas con el ámbito industrial y comercial piensan en la innovación como una estrategia para mejorar su producto en comparación con la competencia.

Rara vez se piensa este concepto de innovación en términos de ayudar a los clientes a alcanzar sus objetivos en su totalidad y de forma mucho más rápida, o a la hora de encontrar nuevos clientes. La innovación ahora es un punto crítico para las empresas industriales en el área de marketing, ventas, servicio y a la hora de brindar una excelente experiencia al cliente. El producto ya no es suficiente. Rociar y orar ya no es una buena estrategia. Ahora es necesario enfocarlo todo a cada persona de forma específica.