ransomware

WannaCry no fue la primera amenaza que usó EternalBlue

La campaña lanzada por ciberdelincuentes para diseminar el ransomware WannaCry  pilló por sorpresa a las organizaciones afectadas el pasado viernes pero, en realidad, no fue la primera amenaza que aprovechó los exploits EternalBlue y DoublePulsar para difundir su software malicioso.

Los laboratorios de ESET ya detectaron a finales de abril este mismo mecanismo para minar la criptomoneda Monero, en lugar de descargar ransomware como posteriormente hizo WannaCry..