ecarisio

Publicaciones

  • El Cloud Computing, la mejor gasolina para una start-up de éxito

    http://www.u-tad.com/noticias/el-cloud-computing-la-mejor-gasolina-para…

    La explosión de las start-ups de base tecnológica es uno de los fenómenos más relevantes de los últimos años. Al final de 2013, según datos de World Startup Report, en el mundo se habían lanzado alrededor de 140.000 start-ups. El nacimiento y el espectacular crecimiento de estas iniciativas, a menudo concentradas en determinados polo de atracción – como Silicon Valley en EEUU, o Berlín y Londres en Europa – es debido a muchos factores: la disponibilidad de profesionales de talento, un completo ecosistema de financiación, incubación y aceleración y el fácil acceso a la tecnología. En este último incide otro fenómeno no menos revolucionario, que es el Cloud Computing.

    Experto en Cloud Computing de U-tadEl paradigma de la nube introduce unas facilidades impresionantes para las start-ups, que son la mejor gasolina para arrancar sus motores:

    Igualdad de condiciones de juego: el cloud computing pone en condiciones a las start-ups de competir con las grandes empresas, ya que les proporciona recursos que en pasado eran muy costos y de difícil acceso para ellas

    Coste de arranque reducido: las características de “pago por uso” de los servicios y tecnologías basados en la nube permiten a las start-ups contener las necesidades de inversión en IT, reduciendo así las necesidades de financiación y permitiendo concentrar los recursos captados en el desarrollo de producto o servicio y en su comercialización.

    Costes de fracaso reducidos: el poder reducir la inversión inicial permite, en caso de que la idea no tenga éxito, ponerse rápidamente a trabajar en nuevas ideas sin el lastre de inversiones tecnológicas no aprovechables.

    Crecimiento escalable: las mismas características permiten, de la misma manera, adaptar la inversión en recursos de computación dependiendo de las necesidades de la empresa en tiempo real, adaptándose de estas formas a los ritmos de crecimiento de la start-up.

    Nacer globales: en el sector digital y, cada día más, también en los sectores tradicionales, el mercado es global y el cloud permite lanzar, comercializar y sustentar negocios a escala mundial desde el primer momento.

    En definitiva, el Cloud Computing es un paradigma que ha cambiado las reglas del juego no para las iniciativas emprendedoras y para la totalidad del sector digital, por lo cual ya no es pensable lanzar u operar un negocio sin conocer y poder aprovecharse de las ventajas de la nube. Para ello, U-tad, el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, ha diseñado el programa “Experto en Cloud Computing”. Este ambicioso programa de 300 horas, tiene como objetivo preparar a profesionales para que sean capaces de crear y administrar servicios en la nube en cualquier tipo de empresa u organización, desde start-ups hasta grandes multinacionales.

  • Los retos del cloud computing en la banca

    http://www.muycomputerpro.com/2014/09/18/los-retos-del-cloud-computing-…

    El cloud computing, o computación en la nube, es el paradigma que ha más hecho hablar de sí en los últimos años en el mundo tecnológico. Superados los debates iniciales sobre la necesidad de su adopción (algo que ha sido más inmediato en las pymes y en las empresas de nueva creación que en las grandes empresas, debido a los costes de migración) y dado por hecho los beneficios que este paradigma puede brindar a las empresas, parece que el modelo ya se esté asentando, como lo demuestran las cifras de crecimiento que, en el caso del IaaS y el PaaS, son del 55% anual.

    Sin embargo, hay sectores donde la implantación del cloud conlleva una serie de retos de carácter estratégico y tecnológico. Es el caso del sector bancario, cuyas peculiaridades si no tomadas en consideración por los proveedores pueden limitar la implantación masiva del Cloud.

    Según el informe “El desarrollo de la industria del cloud computing: impactos y transformaciones en marcha” recientemente publicado por el Observatorio de economía digital del BBVA Research, los retos más importantes del Cloud en la banca son:

    Escalabilidad VS servicios a media: las economías de escala buscadas por los proveedores de cloud, promueve la industrialización de sus procesos para ofrecer así un producto idéntico para todos sus clientes al menor coste posible. Esta situación, sin embargo, impacta con las necesidades de algunas industrias que, sometidas a fuertes regulaciones, se enfrentan a proveedores que podrían no atender a sus requisitos.
    Coste de migración: la banca ha sido desde siempre un sector activo en la introducción de tecnología, ya que prácticamente todos los procesos y servicios bancarios descansan sobre sistemas informáticos. Sin embargo, las grandes inversiones hechas son un lastre que no permite adaptaciones ágiles a costes razonables, lo que hace llegar a un punto de inflexión, en el que empieza a ser necesario rediseñar por completo la plataforma tecnológica.
    Seguridad, supervisión y regulación: El sector financiero está sometido a cada vez más supervisión y regulación, lo que le limita su agilidad a la hora de contratar los servicios y la infraestructura tecnológica necesaria. En varios de los países de la Unión Europea, por ejemplo, el supervisor obliga a justificar constantemente cómo garantiza la seguridad de la información y cómo se mantiene el control interno sobre los procesos que se envían al cloud público, independientemente del tipo de infraestructura y servicio del que se trate.
    Competencia de players no bancarios: Para satisfacer la demanda de servicios bancarios digitales, han nacido nueva empresas digitales ofreciendo productos y servicios relacionados con la expedición de dinero electrónico, la intermediación de pagos online, la agregación de datos financieros, la financiación peer-to-peer, etc. Estas empresas, a diferencia del sector bancario tradicional, no tienen los lastres de infraestructura anterior ni tampoco la alta presión regulatoria, lo que le confiere de gran flexibilidad y agilidad para poner en marcha ideas innovadoras de forma rápida y eficaz y con unos costes ajustados.

    Sin embargo, la implantación en la banca será fundamental para el futuro de este sector. Un informe de Capgemini resalta que los futuros consumidores, principalmente los clientes jóvenes y nativos digitales, esperan que los bancos lleven a cabo una transformación digital para satisfacer sus expectativas. Por lo cual es fundamental que los bancos emprendas su migración al cloud, asistidos por profesionales formados y capaces de evaluar todos los factores implicados. Pero ¿Dónde encontrar formación de alta calidad? Por suerte, en España ya es factible, gracias a programas como el “Experto en Cloud Computing” que ofrece U-tad, el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital.

  • Gobernar en la nube, el caso de Estonia

    Las ventajas que un Gobierno puede obtener de las tecnologías Cloud Computing son en algunos casos superiores de las que pueden obtener las empresas. El ahorro en términos de gasto en tecnología, la reducción de la multiplicidad de sistemas, la eliminación de duplicidades y las posibilidades de reutilización de información son argumentos muy fuertes, además en contextos de reducción de presupuestos público como el actual.

  • Cinco tendencias que marcarán el futuro del cloud computing

    http://www.muycomputerpro.com/2014/07/28/cloud-computing-futuro

    ¿Cómo va a evolucionar el mercado del cloud computing en los próximos años? ¿De qué forma va a afectar a los departamentos IT de las empresas? ¿Va a cambiar la forma en la que desarrollan su carrera profesional los desarrolladores? ¿Cuál va ser el grado de adopción cloud en unos años? En IBM reflexionan basándose en los principales centros de estudio del mundo (Gartner, IDC, Evans) sobre las cinco grandes tendencias que vamos a ver hasta 2020.
    Más disponibilidad de aplicaciones en la nube

    En estos momentos buena parte de la compañía se encuentran en la transición de sus “viejas” aplicaciones de negocio hacia la nube, normalmente apostando para ello por escenarios híbridos. La tendencia irá cambiando en pocos años, cuando en vez de esto, cada vez sean más las aplicaciones que se desarrollan directamente para la nube, con la ventaja que supone no tener que heredar desarrollos legacy e integrando desde el primer minuto todas las ventajas. Pasaremos de heredar a construir

    Según IBM en su estudio “Global Technology Outlook: Cloud 2014: A More Disruptive Phase”, para el año 2016 más de un cuarto de todas las aplicaciones de negocio (actualmente se estima esa cantidad en 48 millones), estará disponible en cloud. Tiene sentido si pensamos que más de la mitad de las empresas consultadas, estudio tras estudio, afirman que el cloud es un factor diferenciador y que es por lo tanto, una de las áreas de su inversión IT que más va a crecer en los próximos años.
    Crecimiento exponencial de mercado

    Según Gartner y en sus previsiones de futur0 (2011-2017), se espera que el mercado de adopción de soluciones cloud supere el volumen de los 250 billones de dólares para 2017. Aunque la predicción se hizo en 2011, los últimos datos que se reflejan (los de 2013) sostienen la validez de la premisa, teniendo en cuenta en el grado de adopción de cloud para el desarrollo, la comercialización, la gestión de la cadena de suministro y mucho más, en empresas de todo el mundo.

    En el mismo estudio, Gartner asegura un crecimiento sólo para el mercado SaaS del 20,2% anual, llegando a un mercado de 46,2 billones de dólares para ese año 2017. Hablaremos entonces no sólo de Software as a Services sino que tal vez también de Company as a Service.
    Más nube híbrida

    Siguiendo con las previsiones de Gartner, nos encontraremos con que casi la mitad de las compañías dispondrán de soluciones de nube híbrida. A medida que se avanza en la adopción cloud, las soluciones de nube pura empezarán a ser la excepción y el cloud híbrido será el que marque la tendencia.

    En parte porque durante bastantes años va a ser complicado (si no imposible) mover toda la estructura IT de una empresa a cloud, especialmente en escenarios que cada vez son más complejos. Por otro lado las empresas descubren que es la combinación de On y Off la que está ofreciendo los mejores resultados al unir fortalezas.
    Más desarrollo cloud

    La lógica de los puntos anteriores sugiere que más profesionales van a pasar a desarrollar en entornos cloud. Actualmente y según la Evans Data Corporation menos del 25% de los 18 millones de desarrolladores de software que calculan que hay en el mundo, están orientados al desarrollo cloud.

    Por supuesto si aceptamos que el 85% del nuevo software que se va a desarrollar en los próximos años va a estar destinado a entornos cloud, es de presuponer que vamos a ver cómo aumentar el número de desarrolladores que enfocan su carrera a estas plataformas.
    La innovación que deriva del cloud

    El aumento de la competencia en el segmento del cloud va a provocar por su propia lógica interna, una carrera por lanzar mejores productos y servicio y un aumento exponencial de la innovación.

    Y lo estamos viendo ahora. De un mercado más o menos estático, que empieza a desarrollarse a finales de los años 90 (Salesforce y Amazon) hemos visto como en los últimos tres años se multiplica la oferta y no hay compañía tecnológica que no haya posicionado ya su propia oferta cloud. No hay mes en la que los principales vendors no mejoren su oferta de servicio o reduzcan sus precios. El cloud se ha convertido en el gran frente de batalla, toda vez que cada vez más compañías prestan menos atención al escritorio tradicional.

    Cinco tendencias que marcarán el futuro del cloud computing
    Tu futuro ya es cloud

    En nuestro país, uno de los pocos centros formativos enfocados hacia la enseñanza del cloud es U-tad (Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital). Entre su oferta académica ofrece a los interesados su “Experto en cloud computing” programa formativo que tiene como objetivo preparar a profesionales para que sean capaces de crear y administrar servicios en la nube en cualquier tipo de empresa u organización.

    La formación se centra en un itinerario común de Cloud computing así como en la aplicación de estos conceptos en el mundo empresarial para luego dividirse en dos áreas :

    Experto en infraestructuras cloud: Orientado al desarrollo profesional como experto en arquitecturas cloud (VMware, Amazon Web Services, Microsoft y Openstack).

    Experto en desarrollo de aplicaciones sobre plataformas Cloud: Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Apps.

    De esta manera, los alumnos de este programa de Experto en cloud computing podrán adquirir las habilidades necesarias para trabajar con éxito en el diseño de una arquitectura cloud, su administración y la explotación de la misma.